Invierno caliente en el frente norte

2/12/2019 04:21:00 p. m. luimegar 0 Comments




Durante su reciente visita a Beirut, el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, manifestó durante una conferencia de prensa con su homólogo libanés, Gebran Bassil, que la República Islámica está dispuesta a asistir al Gobierno y al Ejército Libanés “en cualquier área que considere útil”.







El grupo terrorista libanés Hezbollah, que cuenta con tres ministros en el Gabinete, quiere que el Líbano acepte armas antiaéreas de Teherán.

Durante un discurso televisado para celebrar el cuadragésimo aniversario de la Revolución Islámica en Irán, el líder de Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah, dijo estar dispuesto a traer armas antiaéreas iraníes al Líbano para confrontar a las aeronaves israelíes, si Beirut acepta la oferta.

“¿Se animará el Gobierno del Líbano a aceptar la propuesta de Irán? ¿Por qué debería el Líbano seguir teniendo miedo a cooperar con Irán?”, apuntó Nasrallah.

“Yo soy amigo de Irán, y estoy dispuesto a traer al Ejército Libanés sistemas de defensa aérea para confrontar a Israel”, aseguró.

La visita de Zarif al Líbano tiene lugar bajo el telón de fondo del recalentamiento de la frontera norte. La semana pasada, surgieron reportes de que Moscú avisó a Jerusalén que los misiles S-300 rusos entregados al régimen de Damasco se han vuelto operacionales.

Recientemente, la agencia de noticias estatal siria SANA informó “Israel atacó en la provincia de Quneitra” un hospital en ruinas, con misiles lanzados por tanques de combate, además de un puesto de observación en la aldea de Jubata al Khashab, adyacente a la frontera israelí.

SANA aseveró que se registraron daños materiales pero no heridos.

En cambio, el medio opositor sirio Qasioun News reportó que dos oficiales iraníes murieron y varios otros resultaron heridos, cuando aeronaves israelíes abrieron fuego sobre Quneitra, en el lado sirio de las Alturas del Golán.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseveró que el ataque, atribuido a Israel, en la zona de Quneitra, cerca de la frontera, tuvo como blancos áreas con presencia del grupo Hezbollah y milicias iraníes. Según el Observatorio, al menos cuatro combatientes de las fuerzas de Hezbollah y de Irán resultaron heridos.

Entre tanto, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se disponía a viajar a Varsovia para una conferencia organizada por EE.UU. y Polonia sobre Oriente Medio, en la que más de sesenta países confirmaron su participación, según el ministro de Exteriores polaco, Jacek Czaputowicz. La conferencia parece tener como objetivo velado poner freno a lo que numerosos actores estatales perciben como las actividades subversivas de Irán en la región.

Con información de: AURORA






Deja un comentario