Revolucionario plan del ex jefe del Mossad para derrotar a Hezbolá

8/18/2018 05:28:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments




En su segunda entrevista en solitario, el ex jefe del Mossad Tamir Pardo elaboró ampliamente sobre lo que era una idea inaudita hasta esta semana…








YONAH JEREMY BOB

Después de décadas de ascender en la cadena, Tamir Pardo fue el jefe de la élite de Israel, el temido y reverenciado Mossad, de 2011 a 2016.

Como el perfil de inteligencia y los contactos de Pardo son aún más actuales, a diferencia de otros jefes del Mossad que se jubilaron hace mucho tiempo, ha tardado más en hacer entrevistas oficiales en solitario con los medios israelíes.

La primera fue con el programa Uvdá de Canal 2, que se emitió a fines de mayo y principios de junio.

En su segunda entrevista en solitario, como parte de este perfil extendido de The Jerusalem Post, Pardo elaboró ampliamente sobre lo que era una idea inaudita hasta esta semana: derrotar a Hezbolá con sanciones lideradas por una alianza de EE.UU., la UE y los estados árabes sunitas moderados.

Según Pardo, quien puede pasar de ser discreto a hacerse cargo de un escenario, “la capacidad de limitar la amenaza de Hezbolá con sanciones es 10 veces más fácil que con Irán, y si el [presidente estadounidense Donald] Trump lo hiciera ahora, tendría un gran efecto en el enfrentamiento nuclear de Irán“.

¿Por qué es necesaria su idea revolucionaria y cómo funcionaría?

“Líbano es el único estado en el mundo con una entidad terrorista que tiene más poder en bruto que el ejército del país. Hezbolá es Líbano. Se sienta en el gobierno y el parlamento. Decide todos los asuntos políticos. Está separado del ejército y su ejército es enorme. Tiene mucha experiencia en la lucha que no debe tomarse a la ligera“, dijo Pardo al Post.

El ex jefe del Mossad, especulando, continuó: “Esta misma organización, Hezbolá, es parte inextricable y operativa de un tercer estado: Irán. Este modelo no tiene analogía comparable en el mundo“.

Durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006, había un concepto de atacar a Hezbolá sin atacar al resto del Líbano, explicó Pardo. Pero dijo que este concepto ahora está desactualizado.

Profundizando más, dijo sombríamente que “Israel todavía puede llevar a cabo una guerra contra Hezbolá. Podemos resolver esto teóricamente con una guerra. Pero ahora, para derrotar completamente a Hezbolá, tendríamos que invadir todo el camino hasta el norte del Líbano debido a sus misiles de largo alcance“.

Se estima que el envío de tropas terrestres tan profundas como el norte del Líbano probablemente conllevará tasas de bajas mucho mayores para los civiles libaneses y para las tropas de las FDI que las que se vieron incluso en la guerra. Además de todo eso, el frente interno israelí sería alcanzado por los 130,000 misiles de Hezbolá.

Sugieriendo que está alcanzando el crescendo de un marco finamente diseñado, Pardo dijo que desde ese punto de vista, “sostengo que podemos resolver el problema libanés con una solución diferente y más adecuada“.

“Si Trump anuncia sanciones contra Líbano como lo hizo contra Irán, la economía libanesa no podrá durar más de tres o cuatro meses. Líbano no es Irán. Es una nación pequeña que depende de los países moderados sunitas y occidentales“, dijo.

“Aunque solo se le impongan algunos aspectos de las serias sanciones de Trump contra Irán“, dijo, sería mucho más efectivo que una guerra contra Hezbolá, si hubiera “un mensaje claro de que las sanciones solo se eliminarían si: 1) Hezbolá renunciara a sus armas o fuera absorbido por completo en el ejército libanés, y 2) Irán tiene que retirar sus tentáculos completamente del Líbano“.

Animado por la discusión, Pardo dijo que esta estrategia podría cambiar las reglas del juego si combinara “la habilidad de Trump con Francia … y el apoyo de los estados moderados del Golfo Pérsico, ya que tienen intereses idénticos a nosotros para neutralizar a Hezbolá, porque les está causando problemas en Yemen y otras áreas“.

“Creo que es muy triste que esta estrategia no se haya llevado a cabo“, porque es “mucho más fácil para otros países cerrar los ojos y permitir que Israel trate solo con Hezbolá“, dijo el ex jefe de espías.

Continuó, “Cierran los ojos al hecho de que Irán entra en Siria a través de Hezbolá … La participación de Hezbolá con las milicias chiítas iraquíes … [y] las acciones de Yemen e incluso las iraníes a través de Hezbolá en África“.

Pardo admitió que, en el corto plazo, las sanciones dañarían a las comunidades sunitas y cristianas del Líbano. Pero dijo que este daño sería ínfimo en comparación con el daño que sufrirían si hubiera una guerra general entre Israel y Hezbolá.

¿Cuáles son las opiniones de Pardo sobre el conflicto israelo-palestino?

Aquí, es más circunspecto. Pero, en una variedad de formas que incluyen discursos públicos, se puede deducir que cree que el mayor problema es que Israel deba decidir solo qué fronteras y solución quiere, obtener consenso y luego implementarlo pronto.

Esto podría hacerse a través de negociaciones o unilateralmente.

Es probable que Pardo, cuya inclinación natural es permanecer al margen como el escéptico, diría que en el corto plazo, Israel tendrá que tomar decisiones unilateralmente porque el Fatah de Cisjordania y los palestinos de Hamás no pueden unirse ahora.

Además, su punto de vista es que no puede haber un acuerdo negociado hasta que se unan y firmen un acuerdo juntos.

¿Cómo debería Israel decidir las cuestiones insolubles de las fronteras y Jerusalén con tantos puntos de vista políticos polarmente opuestos?

Parecería que Pardo apoyaría a Israel en la decisión sobre sus fronteras, incluida Jerusalén, mediante un referéndum que ofrece múltiples opciones. Las opciones podrían ser desde una retirada casi total de Cisjordania y los palestinos tomando los barrios predominantemente árabes de Jerusalén como Shuafat, hasta ninguna retirada de Cisjordania en absoluto.

Su opinión es que si los palestinos luego hacen una oferta de paz y solicitan áreas adicionales a cambio, entonces Israel podría abordar esa oferta cuando se presente. Pero al menos Israel habría establecido fronteras y necesitaría invertir suficientes fondos en las áreas árabes que mantiene que actualmente pueden estar en el limbo.

Pardo respalda sus anteriores declaraciones públicas de que incluso los ex primeros ministros Yitzhak Rabin, Ehud Barak y Ehud Olmert no estaban listos para establecer las fronteras de Israel y por lo tanto eludieron el tema.

Él prevé un desastre en el horizonte si Israel no resuelve su conflicto con los palestinos, aunque prefiere no interpretar al profeta, no establecería una fecha exacta para el desastre.

Si no hay fecha final, ¿acaso el conflicto no puede continuar indefinidamente?

El punto de vista del ex jefe de espionaje sería que no continuará indefinidamente y que no conocer la fecha final es realmente aterrador.

Pardo cree que Israel debe resolver el tema de las fronteras antes de que el problema demográfico termine con la posibilidad de la solución de dos estados y deje solo la posibilidad de un estado.

Desafortunadamente, si Israel no resuelve el problema, él piensa que quien emerja para resolverlo en favor de Israel buscará forzar una solución que será peor que si el país la resuelve por sí mismo.

¿Qué pasa con todos los logros del Primer Ministro Benjamin Netanyahu en relación con la India y otros países, y esto a pesar de que no se haya resuelto el problema palestino?

Pardo diría que la visita del primer ministro indio Narendra Damodardas Modi a Israel no ha probado nada porque también le dijo a la Autoridad Palestina todo lo que quería escuchar cuando los visitó.

Los logros de Netanyahu con India, África y otros lugares pueden ayudar en los márgenes, según el pensamiento de Pardo, pero no cambiarán a la ONU, a los estados sunitas moderados ni la mayor parte de la visión mundial del conflicto palestino-israelí. Él diría que quien piense lo contrario está viviendo en un mundo de sueños.

Del mismo modo, ve el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén de Trump como menos importante de lo que podría haber sido si se hubiera hecho como parte de un acuerdo con los palestinos.

Con información de: ENLACE JUDÍO






Deja un comentario