Cómo se están preparando las FDI para una guerra en múltiples frentes

2/26/2018 05:51:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments




Las FDI están implementando un plan para mejorar su capacidad de operar en frentes de batalla múltiples en forma simultánea. Si bien no hay indicios que alguno de los enemigos de Israel estén interesados en iniciar una guerra a gran escala en el futuro cercano, la creciente explosividad de la región significa que cualquier incidente táctico puede aumentar progresivamente y convertirse muy rápidamente en un conflicto armado no involuntario – y un frente puede encender otros.









YAAKOV LAPPIN

Un plan de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) diseñado para prepararlas para el reto de guerra en múltiples frentes está entrando en su tercer año.

La capacidad para operar eficazmente en múltiples frentes de batalla simultáneamente será crucial para la capacidad de Israel de lidiar con acontecimientos impredecibles, y explosivos que pueden expandirse rápidamente a otros. Según evaluaciones de la inteligencia israelí, ninguno de los enemigos de Israel quiere una guerra a gran escala en algún tiempo cercano (y tampoco Israel), pero la tensión creciente en la región significa que los incidentes pueden escalar rápidamente.

Durante un discurso dado ante el Centro Interdisciplinario en Herzliya al inicio de enero, el Jefe del Estado Mayor de las FDI, Teniente General Gadi Eisenkot identificó los cinco frentes que presentan amenazas para la seguridad de Israel.

Destacó que un “paraguas iraní grande y fuerte está cerniéndose sobre” todos estos cinco sectores. El primero es Líbano, donde Hezbolá, con ayuda iraní, ha acumulado una capacidad importante. Basados en un concepto relativamente simple, los activos de Hezbolá en Líbano están diseñados con fuertes capas de defensa a su alrededor, combinadas con la capacidad de atacar fuertemente el frente interno israelí con proyectiles. Este es un modelo que el Cuerpo de los Guardias Republicanos Iraníes (CGRI) y Hezbolá creen que pueden retar la superioridad militar de Israel.

Eisenkot señaló a Siria como  el segundo frente, el cual ha experimentado cambios drásticos durante el año pasado. Miembros de una coalición liderada por Rusia, consistente en Irán, el régimen de Assad, Hezbolá, y las milicias chiíes, se ven a sí mismos como los vencedores en el conflicto de Siria y buscan una presencia en los Altos del Golan. Irán tiene planes para establecer una presencia aérea, terrestre y naval en Siria. “El peligro para nosotros es importante,” dijo Eisenkot.

La Margen Occidental forma el amenazante tercer sector. Hamás busca orquestar ataques terroristas desde allí y desviar el “fuego” lejos de Gaza, a la que gobierna. El terrorismo no organizado y atacantes solitarios inspirados por el ISIS siguen siendo amenazas allí también.

Gaza es el cuarto sector. En la Franja de Gaza, Hamás y otras facciones palestinas armadas han levantado ejércitos guerrilleros terroristas, armados con arsenales de proyectiles. Estas fuerzas están insertas en una jungla urbana densamente poblada.

La Península del Sinaí, donde el ISIS sigue altamente activo, es el quinto sector.

Más allá de los cinco frentes, Irán al oriente – sus ambiciones nucleares y esfuerzos de hegemonía regional – continúa amenazando a Israel. El potencial de llegar a un nivel alto de intensificación “es inmediato,” advirtió Eisenkot.

Los preparativos de las FDI para la guerra en frentes múltiples descansan sobre muchas capacidades. La primera es la supremacía de la inteligencia israelí. Esto da al ejército un cuadro de alta calidad de los activos y actividades del enemigo y la capacidad para lanzar ataques masivos y de precisión en el caso de una guerra. La segunda capacidad clave es la fuerza aérea robusta.

Durante un discurso dado ante el Instituto para Estudios de Seguridad Nacional (INSS) en el 2017, el ex Jefe de la Fuerza Aérea de Israel, Amir Eshel, dijo que la fuerza aérea de Israel sigue siendo su fuerza militar más genérica, dándole la flexibilidad para hacer frente a múltiples frentes rápidamente y en forma simultánea.

“La velocidad – física – todavía tiene una importancia,” dijo Eshel. Las amenazas, sean fuerzas asimétricas o divisiones enemigas más antiguas, pueden aparecer en áreas fronterizas, o a miles de kilómetros de distancia. “Cuando éstas se aproximan, pueden volverse un gran problema. La solución de la fuerza aérea… llega al cabo de minutos a horas,” dijo Eshel.

Sin ninguna otra fuerza militar capaz de responder a esto rápidamente, la Fuerza Aérea de Israel (IAF) sigue siendo el primer puerto de llamada de Israel en la guerra de frentes múltiples. Eshel dijo que la IAF debe ser capaz de operar en tres sectores principales en forma simultánea, refiriéndose presuntamente al norte (Líbano y Siria), al sur (Gaza), y al este (Irán).

“En la mañana, la aviación puede estar en el frente norte. Para el mediodía pueden estar al este, a miles de kilómetros de distancia. Y al atardecer, ellos podrían estar operando sobre Gaza. Ninguna otra fuerza puede hacer esto,” dijo él.

La IAF se está estructurando para lidiar con amenazas simétricas y asimétricas, cerca y lejos, todo al mismo tiempo. Además, la idea de un ataque preventivo, si es necesario, está haciendo un retorno al alto mando militar debido a nuevas capacidades aéreas.

La proporción de ataque de la IAF se ha “duplicado dos veces” en los últimos años, dijo Eshel, queriendo decir que muchos miles de blancos pueden ser atacados dentro de 24 horas, cada 24 horas. Este grado de fuerza aérea no tiene precedentes en la historia militar.

La maniobra terrestre

Los días en los cuales las FDI confiaban principalmente en la fuerza aérea para librar un conflicto a gran escala se han ido hace mucho. En línea con el plan de muchos años de las FDI, está en marcha una importante campaña para mejorar la preparación para la guerra entre las fuerzas terrestres. Este año, fuerzas operativas enroladas están a punto de comenzar a entrenar por 17 semanas para igualar cada 17 semanas de misiones activas de seguridad. Esta división de labores está diseñada para aumentar significativamente la preparación para el combate, y no para permitir que las misiones de rutina erosionen la preparación para el combate.

Además, las FDI han estado creando brigadas de infantería ligeras y desplegándolas en las fronteras con Egipto y Jordania. Su misión está limitada únicamente a seguridad fronteriza, liberando así a las fuerzas de combate enroladas, las que tomarían parte en maniobras terrestres, para más entrenamiento bélico.

Para contrarrestar la amenaza de granadas impulsadas por cohetes y misiles anti-tanques que perforan los blindados, los cuales son altamente prevalecientes en Gaza y Líbano, las FDI están produciendo masivamente modernos transportes blindados de personal y tanques. Estos son los Namer avanzados y los transportes blindados de personal Eitan con ruedas. Los últimos pueden viajar a 90 kilómetros por hora sobre caminos, dándole la capacidad de saltar de un frente de batalla a otro.

Israel está también produciendo en forma masiva el tanque Merkava 4. En todas estas plataformas, el Ministerio de Defensa está instalando el sistema de protección activa Trophy de Rafael. Esto da a los vehículos blindados la capacidad de interceptar los misiles que ingresan y de detectar al instante y compartir la localización de células enemigas que les están disparando, permitiendo el retorno rápido y preciso del fuego.
Cuando las FDI fortalecen sus capacidades bélicas terrestres, distintos niveles de mando están entrenando para mejorar su capacidad de lanzar ataques en frentes múltiples en forma simultánea.

El objetivo final del combate en múltiples frentes

La estrategia oficial de las FDI, publicada en agosto del 2015, dice que el objetivo de tal campaña sería obligar al enemigo a aceptar un cese del fuego o solución diplomática desde una posición israelí de fuerza que sigue a una victoria militar.

Empujar a los enemigos a una posición donde sean incapaces o no estén dispuestos a continuar combatiendo es el objetivo. Tácticamente, esto significa quitar las capacidades y motivación para luchar del enemigo, destruir sus fuerzas, disminuir su capacidad de disparar contra el frente interno israelí, golpear blancos percibidos como valiosos por el enemigo, y emplear enfoques astutos para golpear los puntos débiles del enemigo.

Estos están diseñados para golpear y sorprender, y para dañar la toma de decisiones del enemigo, según la estrategia.

La meta de las FDI es lograr estos objetivos tan rápidamente como sea posible después del estallido de conflictos a gran escala. Lanzar una ofensiva terrestre inmediata, capturar áreas, y reducir los disparos desde estos territorios contra áreas pobladas por israelíes es el camino principal para conseguir esto.

La misión de las fuerzas terrestres será capturar y destruir la infraestructura militar y dañar la supervivencia de gobiernos enemigos sobre sus áreas, según la estrategia de las FDI.

Esto será acompañado por ataques aéreos a gran escala.

La Armada de Israel tendría un rol importante que desempeñar en tal situación. El buque de misiles y flotas de submarinos, ambos de los cuales van a ser modernizados, pueden actuar como recolectores de información fuera de las líneas costeras enemigas, y como plataformas con poder de fuego que pueden lanzar misiles guiados costa a superficie.

Las fuerzas especiales encubiertas conducirían presuntamente misiones de élite detrás de las líneas del frente en esta situación. Actualmente está siendo desarrollado un sistema de mando militar digital y con base en red, capaz de compartir datos e información del campo de batalla en segundos. Esta red permitirá a las ramas de las FDI – aire, mar y tierra – tanto como al Directorio de Inteligencia Militar a integrar sus actividades en nuevas formas.

Aparte de estos preparativos, las FDI están también trabajando sobre su capacidad para lanzar operaciones continuadas basadas en tierra y fuerzas especiales contra amenazas que no bordean a Israel.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

*Yaakov Lappin es un Investigador Asociado en el Begin-Sadat Center for Strategic Studies. Se especializa en asuntos del establishment de defensa y asuntos militares de Israel y el ambiente estratégico meso-oriental.

Con información de: ENLACE JUDÍO






Deja un comentario