Irán está usando a Siria para avanzar hacia el Mediterráneo

12:02 p. m. luimegar 0 Comments




Yojanan Sarmiento en exclusiva para Diario Judío México – “ISIS debe ser detenido, pero Irán es un problema mucho mayor en el largo plazo. Teherán no debe confundirse con parte de la solución”




Hezbollah anunció el mes pasado que había capturado la zona fronteriza sirio-libanesa de Juroud Arsal de las fuerzas del Estado islámico. Lejos de ser un desarrollo menor en una región violenta e inestable, esto marca otro éxito iraní en su búsqueda de poder y dominio en todo el Medio Oriente.

Desde su revolución de 1979, Irán ha tratado de convertirse en una potencia mundial dominante capaz de imponer el dominio islámico a tantas personas como sea posible. El régimen iraní financia y apoya a milicias armadas en otros países y es el principal exportador mundial de terror. Cientos, si no miles, de estadounidenses han muerto a manos de los proxies terroristas de Irán.

Una parte esencial de la gran estrategia de Teherán es controlar un corredor terrestre desde Irán hasta el Mar Mediterráneo. Bajo la cobertura de la sangrienta guerra civil de Siria, Hezbolá está ayudando a construir un corredor de este tipo. Hezbollah, entrenado y apoyado por Teherán, es clasificado como un grupo terrorista por los EE.UU., Francia y la Liga Árabe, entre otros.

Su esfuerzo pone en peligro a todo el mundo occidental. El control de este corredor conectaría directamente a Irán con sus proxies en Siria y el Líbano, permitiéndole transferir armas avanzadas a bajo precio y rápidamente. La vía permitiría a Irán constituir su presencia militar en el Mediterráneo, colocando a gran parte de Europa en el rango de sus misiles de su Fuerza Aérea, la Marina y sus misiles de rango medio. Irán podría incluso construir fábricas de armas fuera de sus fronteras.

Los apologistas iraníes enmarcan la captura de Hezbollah de la zona fronteriza como una victoria sobre ISIS, como si la coalición encabezada por Estados Unidos debería estar festejando. ISIS debe ser detenido, pero Irán es un problema mucho mayor en el largo plazo. Teherán no debe confundirse con parte de la solución.

Cuando Siria se desintegró a través de la guerra civil, Irán actuó rápidamente. Rompió la ley internacional y expulsó con fuerza a la población sunita y la reemplazó con chiítas. Esto cambió la demografía local para apoyar el corredor de tierra planeado de Teherán a través de Siria e Irak. Irán también envió a sus generales para entrenar a las tropas de Bashar Assad. Hezbollah se ha convertido efectivamente de un grupo terrorista en una división del ejército iraní, que trabaja para Teherán no sólo en Líbano y Siria, sino también en Yemen e Irak.

En el juego de ajedrez en el que Siria se ha convertido, los líderes occidentales están tan concentrados en el caballo atacando a sus peones que no pueden ver a la reina maniobrar para derrotarlos. Confundir a ISIS como la amenaza más seria ha permitido a Irán mover sus piezas hacia adelante y ganar una mejor posición. El acuerdo nuclear firmado por Irán en 2015 demuestra la paciencia de Teherán, ya que retarda temporalmente los preparativos del país para adquirir armas nucleares sin detenerlas a largo plazo.

A mí y a otros nos preocupa el cese del fuego en el sur de Siria, negociado por Estados Unidos, Rusia y Jordania el mes pasado. Con las fuerzas estadounidenses y aliadas presentes en el norte, Irán ha centrado sus esfuerzos en el sur. La interrupción de la violencia en esa región sólo le da a Teherán otro pedazo de territorio en su intento de construir una carretera a la costa.

Tomará tiempo y paciencia detener a Irán. La comunidad internacional debe derrotar a Teherán dondequiera que sus fuerzas avancen: en el ciberespacio, en los campos de batalla de Yemen e Irak, y en los laboratorios de armas avanzadas. Este esfuerzo debe ser tanto público como secreto, económico y tecnológico. Si resulta en confrontación militar directa, los enemigos de Irán deben estar listos para ganar allí también.

Irán debe ser obligado a pagar un precio por cada día que sus soldados permanecen en territorio sirio ayudando al régimen de Assad a matar a su propio pueblo. Los líderes de Teherán deben saber que cada violación del acuerdo nuclear provocará severas sanciones. No pueden dirigir los ataques terroristas en Europa, Asia y América y esperan que el mundo ignore sus acciones.

Hay muchos posibles cursos de acción contra Irán. Sin embargo, el mundo libre, dirigido por Estados Unidos, aún no ha dado el primer y más importante paso: declarar que no puede tolerar un imperio iraní desde el Golfo Pérsico hasta el Mar Mediterráneo.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

El Sr. Bennett es miembro del Gabinete de Seguridad de Israel y miembro de la Reserva de la Unidad de Reconocimiento del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Con información de: DIARIO JUDIO