Israel - Tres palestinos y tres israelíes mueren en choques en Jerusalén y en un apuñalamiento en Cisjordania

6:31 p. m. luimegar 0 Comments




Itongadol.-Los palestinos protestan por la instalación de detectores de metales en los accesos a la Explanada de las Mezquitas, por parte de Israel. El presidente palestino, Abu Mazen, congela todos los contactos oficiales con Israel hasta que cancele las medidas en Al Aqsa y preserve el statu quo. Netanyahu también está presionado por su ala más conservadora del Gobierno que le exige "no ceder al chantaje" y le protesta porque "de facto no hay soberanía israelí en el Monte del Templo".

Arde la Ciudad Vieja de Jerusalén

Tres mil policías en Jerusalén y cinco batallones del ejército en alerta en Cisjordania. Así era el masivo despliegue de seguridad israelí para una jornada señalada en rojo como punto de inflexión de una semana de máxima tensión en los alrededores de la Explanada de las Mezquitas (para el islam) o Monte del Templo (para el judaísmo).Y la tensión se ha traducido en protestas desembocando en choques. Tres jóvenes palestinos murieron y casi 500 resultaron heridos (según Afp) en los disturbios que estallaron en Jerusalén Este, Cisjordania y la frontera entre Israel y Gaza tras las plegarias de este viernes. Día en el que facciones palestinas habían pedido a los suyos enfrentarse a los efectivos israelíes. Día en el que los responsables religiosos musulmanes de Jerusalén cerraron las mezquitas -por primera vez desde 1967- para que los fieles rezasen y protestasen en el casco antiguo. Tan antiguo como blindado ya que los varones menores de 50 años tenían vetada su entrada. Con los enfrentamientos más violentos en barrios de Jerusalén Oriental, la Explanada de las Mezquitas vivió una viernes más tranquilo de lo esperado.

Al anochecer, tres israelíes de una misma familia murieron tras ser apuñalados en la cena del Shabbat por un joven palestino que se infiltró en su casa del asentamiento Neve Tsuf, al norte de Ramala. La madre de la familia logró esconder a los niños antes de que un soldado que estaba de vacaciones escuchó los gritos desde una casa vecina y disparó hiriendo al autor del triple asesinato. Otra israelí fue herida de gravedad por el joven que ha sido detenido. Varias facciones palestinas han aplaudido la acción de un joven que en Facebook se había declarado simpatizante del grupo islamista Hamas.

Por otro lado, el presidente palestino anunció esta noche la congelación de los contactos "en todos los niveles" con Israel debido a "las medidas contra el pueblo palestino y en especial en Jerusalén y en Al Aqsa".El ejército israelí registró el viernes noche la casa de ese mismo palestino que mató a tres israelíes en una colonia de Cisjordania y detuvo a su hermano, indicó un portavoz militar. "Durante la noche las fuerzas israelíes tomaron las medidas de la casa del asaltante [para destruirla] en el pueblo de Kubar, buscaron armas y confiscaron dinero utilizado con fines terroristas", dijo la portavoz del ejército. El hermano del atacante fue detenido, añadió.Se trata de un hombre de 19 años que el viernes por la noche entró en la colonia de Neve Tsuf, en el noroeste de Ramala, entró en una casa y mató a tres israelíes de una misma familia a cuchilladas, según el ejército israelí.

Contra los detectores de metales.

Los palestinos protestan contra los detectores de metales colocados por Israel en algunos de los ocho accesos del sagrado recinto de Jerusalén después de que el pasado viernes tres árabes del norte israelí salieran de allí armados y mataran a dos policías israelíes drusos. Para los palestinos, no es sólo un arco electrónico de seguridad sino un símbolo "humillante" del control israelí iniciado con la guerra del 67 y una violación del sensible "Statu Quo" en el tercer lugar más sagrado para el Islam. Bajo una enorme presión de sus aliados árabes Jordania, Egipto y Arabia Saudí en otras lides (frente a Irán y el terror yihadista) para retirar los dispositivos electrónicos de seguridad, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, convocó una reunión de su gabinete más restringido en la madrugada del jueves al viernes. Aunque el Shabak (servicio secreto interno) recomendó retirar paulatinamente los detectores de metales ante el temor de un gran estallido de violencia, Netanyahu decidió no decidir. Es decir, traspasó la responsabilidad a la Policía.

"El objetivo es garantizar tanto el libre acceso a los Lugares Santos como la seguridad y orden público. Israel sigue comprometida a preservar el Statu Quo en el Monte del Templo", señaló.El responsable policial en Jerusalén, Yoram Halevy, defiende el despliegue de los detectores para evitar la entrada de armas como sucedió en el atentado del 14 de julio. No es casual que difundiera imágenes de las cámaras que captaron el recorrido de los tres palestinos con nacionalidad israelí entrando en la Explanada de las Mezquitas donde otro palestino-ya detenido- les entregó una bolsa con las supuestas armas. Tras sorprender por la espalda y matar a los agentes Kamil Shnaan (de 22 años) y Haiel Sitawe (de 30), fueron abatidos. Dos días después de cerrarlo, Israel reabrió el santuario con detectores de metales como novedad y fuente de la ira palestina. Fuentes policiales reconocen a EL MUNDO la posibilidad de "reducir los controles" en los próximos días.

Las presiones de Netanyahu

Netanyahu también está presionado por su ala más conservadora del Gobierno que le exige "no ceder al chantaje" y le protesta porque "de facto no hay soberanía israelí en el Monte del Templo". Netanyahu no quiere ser visto ante sus electores como el que recula ante la amenaza de una ola de disturbios. "Es una medida de seguridad necesaria para evitar más atentados terroristas. No entendemos la reacción palestina ya que es un medio usado ya en el acceso al Muro de las Lamentaciones y en otros lugares sagrados para el Islam y el cristianismo en todo el mundo", declaró el ministro Israel Katz.Pero para el Wakf -el ente musulmán bajo paraguas jordano que rige el "Noble Santuario"- es una medida política y ofensiva que viola el statu quo para apuntalar el control de Israel en una zona ocupada en la guerra del 67.

Desde el domingo, pide a los musulmanes no pasar por el arco israelí -no sólo desde el punto de vista del registro- y celebrar sus rezos fuera del recinto en señal de protesta. Éstos suelen acabar con empujones y a veces con piedras contra los policías que responden con material antidisturbios."Cualquier musulmán debe llegar a la zona de la Mezquita al Aqsa para que el statu quo sea devuelto. Seguiremos rezando en el exterior mientras los detectores de metales estén allí", advirtió el mufti de Jerusalén, Mohamed Hussein. Según él, "las cosas volverán a la normalidad si Israel evita las medidas censurables que ha tomado en los accesos de la Mezquita Al Aqsa que debe abrir sus puertas sin detector de metales ni controles. Cualquier palestino y musulmán debe entrar a rezar con libertad y sin restricciones".Abu Mazen pide la mediación de EEUUEl presidente palestino, Abu Mazen, ha pedido este viernes a EEUU que presione a Israel para que sean desmantelados. "No es un asunto sólo palestino sino también árabe e islámico", comentó el rais que se reunió con sus principales asesores. "Son violaciones contra los derechos de los palestinos y los lugares sagrados", denunció el primer ministro palestino, Rami Hamdallah que solicitó la intervención de la Unión Europea (UE).

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

El grupo islamista Hamas usó el detector de metales como palanca para avivar el fuego contra Israel. "(Los detectores) atentan contra Al Aqsa y humillan al pueblo palestino. No lo permitiremos", ha afirmado el líder de Hamas, Ismail Haniyah que exige la intervención de los países árabes y musulmanes.Los contactos diplomáticos se intensifican sobre todo entre Israel y Jordania (rol clave como custodio de lugares santos) para sofocar, antes de que sean muy altas, las llamas con un contenido religioso altamente inflamable. El Noble Santuario, que alberga la mezquita Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, es también el Monte del Templo para los judíos que lo consideran su lugar más sagrado.Santuario para judíos, musulmanes y cristianos, a veces sirve de termómetro y otras de detonante de los enfrentamientos entre israelíes y palestinos.





COMPARTE: