Gobierno chino cobra a una iglesia el costo de la demolición de su propio templo

10/06/2018 02:01:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments




Las autoridades chinas le cobran el costo de la demolición a la iglesia Zion, ubicada en Bejing, la cual es una de las congregaciones extraoficiales más grandes del país comunista.







La iglesia fue destruida sin previo aviso y las autoridades enviaron al pastor general de la congregación, Jin Mingr, una factura por 1,2 millones de yuanes, lo que equivale a alrededor de $170,000, informó The Guardian.

"Antes, mientras tú no te entrometieras en la política, el gobierno te dejaba tranquilo", comentó el pastor. "Pero ahora, si no apoyas la línea del partido comunista, si no muestras tu amor al partido, eres un blanco de ellos".

La ofensiva del gobierno chino contra la iglesia Zion comenzó en agosto, cuando funcionarios comunistas amenazaron por primera vez con cerrar la iglesia de 1.500 miembros después de que la congregación se negara a instalar cámaras de vigilancia de circuito cerrado en el santuario, según Reuters.

El liderazgo de la iglesia ha estado negando las solicitudes del circuito cerrado de televisión desde abril.

A principios de septiembre, el buró de asuntos civiles del distrito de Chaoyang reprendió a la iglesia por organizar eventos sin registrarse oficialmente con el gobierno, argumentando que los líderes de la congregación estaban violando las reglas que prohibían las reuniones masivas. Como resultado, la iglesia fue "prohibida legalmente" y su "material promocional ilegal" - presumiblemente Biblias - fue confiscado.

La iglesia Zion ha sobrevivido durante años bajo el radar, como miembro de una red de iglesias no oficiales en la nación restrictiva. Pero a medida que los llamados a la "sinicización" se han intensificado, se ha vuelto cada vez más difícil que tal congregación exista.

Entonces, después de semanas de negarse a cumplir con los requisitos del gobierno, las autoridades nacionales destruyeron el espacio de reunión de la iglesia.

"No solo no negociaron con nosotros antes de mover nuestras cosas, no hay razón para pedirnos que paguemos este exorbitante costo de mudanza", dijo Jin a la agencia France-Presse, señalando que será "imposible" que la iglesia pague todos los honorarios.

El representante Chris Smith, presidente del Subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara Africana, Salud Global, Derechos Humanos Globales y Organizaciones Internacionales, ha llamado al gobierno chino por sus acciones contra los cristianos, argumentando que los líderes comunistas están "llevando una hoz y un martillo a la cruz".

"Quemar Biblias, destruir iglesias y encarcelar a musulmanes por millones es solo una parte del audaz asalto represivo contra la conciencia y la religión del partido comunista chino", dijo. "Llevar una hoz y un martillo a la cruz es una buena forma de crear un consenso bipartidista para una postura más firme de Estados Unidos hacia China".

Con información de: CBN LATINO






Deja un comentario