Comandante de la Guardia Costera de EE.UU. advierte al mundo de una nueva guerra

10/15/2018 02:38:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments




"La humanidad siempre ha dependido del mar. Desde que aparecieron pescadores, aparecieron también los conflictos por la pesca", sostiene en un artículo para Foreign Policy la comandante de la Guardia Costera de EE.UU., Kate Higgins-Bloom.

Con ello, los riesgos de que una disputa sobre los derechos de pesca pase a un conflicto armado grave no dejan de aumentar a día de hoy, asegura la autora. Es más, "la reanudación de la competencia entre las grandes potencias ha aumentado la probabilidad de una guerra pesquera", añade Higgins-Bloom.


Un mundo hambriento y superpoblado

Según las previsiones de la ONU, para el 2050 la población mundial aumentará un 29%, accediendo a 9.800 millones de personas. Se espera un rápido crecimiento principalmente en Asia, África y América Latina: regiones, cuyo nivel de vida ha aumentado significativamente recientemente. Y "para conservar el apoyo de los votantes, los líderes de los Estados deberán garantizarles el acceso a los alimentos de alta calidad que forman parte de un estilo de vida de clase media", predice Higgins-Bloom.

Como resultado de ese cambio, la demanda global de proteínas, cuya fuente es el pescado, aumentará entre un 32 y un 78%, dice la autora, al agregar que "satisfacer esa demanda podría requerir entre 62 y 159 millones de toneladas métricas adicionales de proteína por año".


Disputas prolongadas agotarán todos los recursos

Los actuales recursos pesqueros mundiales —tanto silvestres como de piscicultura artificial— no son suficientes para satisfacer una demanda tan alta, señala la comandante estadounidense. Con ello, el agotamiento de las reservas pesqueras mundiales a partir del 2050 puede llevar a que los Estados influyentes priven de los recursos a sus vecinos más débiles, asegura la experta.

La autora indica que una de las posibles soluciones del problema es el desarrollo de la industria de piscicultura artificial, sin embargo, señala que estos esfuerzos, al ritmo actual, no son suficientes para reducir el riesgo de guerras pesqueras.

"Un mundo superpoblado y hambriento significa que las batallas por los recursos son una posibilidad real", reitera Higgins-Bloom, al señalar que las disputas iniciales se producirán entre naves relativamente pequeñas que pescan en las mismas aguas. "Pero por modestos que sean sus comienzos, los próximos conflictos mundiales por la pesca tienen el potencial de escalar hacia disputas prolongadas que agotarán todos los recursos", concluye al autora.

Con información de: RT






Deja un comentario