Israel envía refuerzos al Golán mientras la ofensiva de Asad recrudece

7/02/2018 10:46:00 a. m. Redacción Luimegar 0 Comments




El ejército de Israel envió tanques adicionales y cañones de artillería a la frontera con Siria el domingo a la luz de una nueva ofensiva del dictador Bashar Alásad y el ejército ruso contra los restantes rebeldes en el suroeste del país, dijo el ejército.






Los refuerzos fueron enviados a la 210ª División Bashan de las Fuerzas de Defensa de Israel, que custodia los Altos del Golán, dijo el ejército.

“Esto fue [hecho] como parte de los preparativos y la preparación de las FDI a la luz de los acontecimientos en los Altos del Golán sirios cerca de la frontera”, dijo la FDI en un comunicado.

Los militares prometieron una “respuesta determinada” a cualquier ataque, deliberado o accidental, que golpee el territorio israelí desde Siria.

“El ejército israelí considera de gran importancia mantener el acuerdo de armisticio entre Israel y Siria desde 1974”, dijo el ejército.

“Las FDI continuarán defendiendo su principio de no involucrarse en lo que está sucediendo en Siria, junto con una política de respuesta decidida a las violaciones de la soberanía del Estado de Israel y las amenazas a sus ciudadanos”, dijo la FDI.

Desde que la renovada campaña de las fuerzas de Assad, con apoyo aéreo de Rusia y asistencia terrestre de las milicias respaldadas por Irán, comenzó a principios de este mes contra ciudades rebeldes en la provincia de Daraa, que linda con Israel y Jordania, unos 160,000 ciudadanos sirios huyeron de sus hogares y viajaron a las fronteras de los dos países, buscando refugio.

Tanto Israel como Jordania han declarado que no aceptarán refugiados, pero han proporcionado ayuda humanitaria a las personas desplazadas.

La semana pasada, las FDI anunciaron que habían entregado varias toneladas de ayuda humanitaria (comida, ropa, medicinas) al sur de Siria a la luz del deterioro de la situación en los campamentos de personas desplazadas apresuradamente erigidas cerca de la frontera.

El viernes por la noche Israel trajo a seis sirios heridos, cuatro de ellos huérfanos en los ataques sirio-rusos, para recibir tratamiento médico en hospitales israelíes.

“Israel ha estado brindando ayuda humanitaria durante años y continuará ahora a la luz de la necesidad”, dijo el ejército.

El domingo por la mañana, el primer ministro Benjamin Netanyahu reiteró que Israel proporcionaría asistencia, pero no permitiría el ingreso de refugiados a Israel.

“Seguiremos defendiendo nuestras fronteras. Extenderemos la asistencia humanitaria en la medida de nuestras capacidades. No permitiremos la entrada a nuestro territorio y exigiremos que se mantenga estrictamente el Acuerdo de Separación de Fuerzas de 1974 con el ejército sirio”, dijo Netanyahu al comienzo de la reunión semanal del gabinete.

El primer ministro agregó que él, el ministro de Defensa y el jefe de personal de las FDI estaban en contacto constante con los Estados Unidos y Rusia, los dos principales poderes en Siria, sobre los combates en el suroeste del país.

Desde el 19 de junio, respaldado por Rusia, el régimen de Damasco ha llevado a cabo una campaña de bombardeo mortal en el sur de Siria, en un nuevo impulso para retomar el área estratégica que limita con Jordania y los Altos del Golán israelí.

Hasta el sábado, las fuerzas gubernamentales controlaban más de la mitad de Daraa, frente a tan solo el 30 por ciento al comienzo de la operación, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Ocho ciudades de la provincia volvieron al control del régimen en virtud de acuerdos negociados por Rusia, dijo el Observatorio.

Eso llegó “después de las conversaciones en cada pueblo entre los generales rusos, así como entre los notables locales y los rebeldes restantes”, dijo el jefe del Observatorio, Rami Abdel Rahman.

Los llamados acuerdos de “reconciliación” para la rendición de las ciudades son los últimos en una serie de acuerdos de este tipo en todo el país que han visto al gobierno retomar áreas controladas por la oposición, a menudo después de devastadoras ofensivas aéreas y terrestres.

Retomar toda la provincia de Daraa sería una victoria simbólica para el régimen, ya que se considera la cuna del levantamiento contra Assad hace siete años que se convirtió en una guerra civil.

Las fuerzas del régimen continuaron bombardeando otras partes de la provincia de Daraa el sábado, con ataques aéreos que mataron al menos a 15 civiles, según el Observatorio.

Ataques aéreos no identificados causaron la muerte de 10 civiles, incluidos cinco niños, en la ciudad de Al-Sahwa, controlada por los rebeldes, dijo el monitor con sede en Gran Bretaña.

La reciente escalada se produce a pesar de que Daraa y partes de la provincia vecina de Quneitra, pertenecientes a la oposición, fueron incluidas en la llamada “zona de desescalamiento” acordada por Rusia, Estados Unidos y Jordania el año pasado.

El principal grupo de oposición de Siria, la Comisión de Negociación Siria (SNC), imploró a la comunidad internacional que se pronunciara en contra de la violencia.

“Pedimos a la comunidad internacional que condene la brutal violación de la zona de desescalada… y tome todas las medidas posibles para detener este ataque contra nuestro pueblo”, dijo el portavoz de SNC Yahya al-Aridi en un comunicado.

En total, 115 civiles han muerto en el bombardeo del régimen en la provincia desde el 19 de junio. En ese mismo período, 96 combatientes a favor del régimen y al menos 59 rebeldes han perdido la vida.

El aumento en la violencia en Daraa en las últimas dos semanas ha obligado a alrededor de 160,000 personas a huir de sus hogares, de acuerdo con estimaciones iniciales de las Naciones Unidas.

Estos incluyen alrededor de 20,000 en áreas cercanas al cruce fronterizo de Naseeb con Jordania, un país que ya alberga a más de 650,000 refugiados sirios registrados y dice que la cifra real está más cerca de 1,3 millones. Miles más han huido a la frontera con Israel en los Altos del Golán.

Amman ha dicho que no puede abrir su frontera a más sirios que huyan del conflicto de siete años, pero el sábado anunció que envió ayuda a través de la frontera a los desplazados.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

Más de 350,000 personas han muerto en Siria desde que comenzó la guerra en 2011 con la represión brutal de las protestas antigubernamentales.

Con información de: ENLACE JUDÍO






Deja un comentario