La UNESCO se prepara para atacar a Israel este 11 de abril con la más extrema resolución

4/04/2018 05:37:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments




El próximo 11 de abril la UNESCO votará otra resolución en contra de Israel que podría ser la “más extrema y problemática” hasta ahora llevada ante el organismo.






Se espera que la UNESCO apruebe la próxima semana otra resolución sobre Jerusalén que sería “el texto más extremo y problemático” que se haya propuesto en el organismo, informa el portal The Times of Israel.

A pesar de carecer de reclamo o expresión polémica alguna, cita resoluciones previas de la ONU sobre el conflicto palestino-israelí legitimando así formulaciones problemáticas, según el embajador de Israel ante la UNESCO, Carmel Shama Hacohen.

La resolución, impulsada por Egipto, Jordania, Líbano, Marruecos, Omán, Catar y Sudán, consta de sólo cuatro párrafos. Dos recuerdan resoluciones anteriores, una pide su implementación y discusión futura, y el último reafirma “la importancia de Jerusalén para las tres religiones monoteístas”.

La UNESCO ha aprobado resoluciones “menos elegantes” en el pasado, reconoció Shama Hacohen, pero, no obstante, considera al futuro borrado como “el texto más extremo y problemático que jamás hayamos visto”.

En una carta enviada a los enviados de la UNESCO, cuya copia fue obtenida por el The Times of Israel, Shama Hacohen argumentó que la brevedad del texto y la falta de lenguaje ofensivo contra Israel era engañoso. La resolución está “basada en la politización y la propaganda odiosa contra el mandato central de la UNESCO y su propio bien, así como contra el pueblo judío y el Estado de Israel“. Por un lado, la resolución se titula “Palestina ocupada”, que el enviado israelí argumentó es un “título político [puro]”.

Además, el borrador hace referencia a la inscripción de 1981 de la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus Murallas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y la decisión posterior de agregar el sitio a la lista de la UNESCO de Patrimonio Mundial en Peligro. Ambas solicitudes fueron hechas por Jordania y “fueron y son ficciones políticas”, señala Shama Hacohen.

El proyecto de resolución continúa citando más de una docena de resoluciones previas de la Junta Ejecutiva de la UNESCO, incluidas las que utilizan únicamente términos árabes para el Monte del Templo o acusan a Israel de profanar tumbas musulmanas en la Ciudad Vieja. Irónicamente, observó Shama Hacohen, la resolución actual cita resoluciones de las cuales el grupo árabe en la UNESCO se había distanciado.

Además, cita la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU de diciembre de 2016, que establecía que los asentamientos israelíes constituyen “una violación flagrante en virtud del derecho internacional y un obstáculo importante para el logro de la solución de dos Estados y una paz justa, duradera e integral”. Otra de las resoluciones citadas es la ES-10/L.22 de la Asamblea General de la ONU del año pasado, que condenó el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Donald Trump. “Este es un nuevo auge de los intentos de contaminar a la UNESCO con la politización y la persecución obsesionada de Israel“, escribió Shama Hacohen.

“Este texto actual trae todos los elementos problemáticos justo por debajo de la mesa, tratando de arrastrar delegados permanentes que se opusieron en el pasado para apoyarlo indirectamente”, agregó. El borrador, que está programado para ser votado el 11 de abril en la sesión 204 del Consejo Ejecutivo en París, “realza la peligrosa politización [de la UNESCO] y lo lleva a su clímax reciclando, copiando, pegando y reafirmando todas las resoluciones ofensivas anteriores”, señala. Shama Hacohen “apoyó firmemente” la línea de la resolución que indica que Jerusalén es importante para las tres religiones monoteístas, pero descartó su inclusión como un “gesto vacío”.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

“Nuestro objetivo en el año de transición hasta que abandonemos la UNESCO es evitar la aprobación de resoluciones por consenso que son inaceptables para Israel, y eso es lo que estamos intentando lograr en la actualidad”, dijo Shama Hacohen. “En la nueva y problemática composición del Comité Ejecutivo, y ahora que EE.UU. y nosotros estamos con un pie afuera, es algo complicado, pero factible”, señaló.

Con información de: JUDIOS.ORG






Deja un comentario