Un currículo de educación sexual en Canadá atemoriza a padres de familia conservadores

1/23/2018 04:58:00 p. m. Redacción Luimegar 0 Comments





Un currículo de educación sexual en Canadá promueve abiertamente la homosexualidad, lo cual genera gran preocupación en la comunidad de fe. Muchos padres temen que con estas enseñanzas los niños lleguen a confundirse sobre su identidad. por su parte, los defensores de esta educación dicen que se trata de permitirle a los alumnos “ser ellos mismos”.







Es llamado orientación sexual e identificación de género (S.O.G.I, por sus siglas en inglés). Es un currículo que enseña a estudiantes de escuelas públicas en Canadá a celebrar el estilo de vida homosexual y un género fluido. O sea, el género no depende de las partes que se tienen al nacer, sino en cómo uno se siente en el momento.

“Hay personas que son niños, están quienes son niñas y quienes su género podrá ser un poco de cada uno o incluso, ninguno de los dos”, indica una educadora.

Las lecciones incluyen libros sobre niños transgénero, como “El vestido nuevo de Jacob” y canciones como “Canto del Arcoíris”, que dice: “El género no decide las elecciones que hagamos, a algunos niños les gusta vestirse bien, algunas niñas les gusta atrapar serpientes”.

El currículo SOGI inició en Columbia Británica y alcanzó casi todas las provincias de Canadá.

“Solo pensé: ¿quién decidió que está bien enseñarle esto a nuestros hijos?”, precisa Laura-Lynn Tyler-Thompson, co-presentadora de Club 700 Canadá.

La autora y motivadora Laura-Lynn Tyler Thompson es la voz principal que se opone a este currículo.

“Y vemos resultados de eso ahora porque algunos niños reaccionan muy emocionalmente y dicen: ‘Tenemos temor. ¿Debo luchar de repente con sentirme como un género diferente dentro de mi cuerpo?’, comenta Laura-Lynn Tyler Thompson.

Kari Simpson de Culture Guard, otra opositora principal, dice que el currículo no es más que abuso infantil.

“Todas esas bellas cualidades que hacen hermosas a las niñas y mujeres están siendo básicamente denigradas. Lo que hace que nuestros niños sean niños es quitado de ellos. Equipar a los hombres jóvenes para que sean fuertes, protectores, es algo que ahora es malvado”, dice Kari Simpson, de Culture Guard.

Pero Morgane Oger, un transexual y activista, dice que es sobre aceptación, no adoctrinamiento.

“La idea es enseñarles a los niños que hay niños gay y trans, hay padres trans y gay en nuestra sociedad y todos son queridos y deseados. Después de todo, eso dice nuestro Código de Derechos Humanos y el rol de las escuelas es enseñar nuestras leyes, ¿cierto?”, indica Oger.

Simpson no está de acuerdo y ve la meta real como: “Alterar nuestra cultura de una sociedad hetero normativa a una donde todo se acepta, sin límites, sin valores, sin moral, es básicamente un culto hedonista…”, indica Simpson.

Otro ejemplo fuerte sucede en Canadá y Estados Unidos, donde algunas escuelas y bibliotecas públicas invitan a “drag queens”, algunos vestidos como demonios, para leerles a los niños pequeños.

“Es una agenda social de desconstrucción. Usan niños de cinco años para lograrlo y luego, los crían para ser guerreros de justicia social radical. Los padres están despertando y diciendo que no”, dice Simpson.

Al hablar de derechos parentales, Oger dice: "En realidad, en Canadá, los derechos de los padres son limitados y los derechos de los niños se ponen por delante, por lo que el niño tiene derecho a estar protegido de los padres, cuando los padres se comportan mal".

Canadá es conocido como uno de los países más amigables hacia los homosexuales en el mundo, con ciudades que tienen sus propias aldeas gay, como en Vancouver, que tiene este camino del arcoíris.

Mucha gente gay, como Davey Dave deCarlo, apoyan SOGI y la limitación de derechos parentales.

“El cambio que tenemos que ver es a veces en los padres, los niños están realmente muy bien”, comenta deCarlo.

“Es muy aterrador”, dice Cavanaugh.

El pastor de Vancouver, Kevin Cavanaugh dice que esto es mucho más serio de lo que los canadienses cristianos creen: “Nuestro problema no son los maestros, educadores y administradores. Esta es una batalla celestial”.

Él dice que Satanás va hacia los más vulnerables: los niños.

“Y la niña llega a casa en llanto porque la maestra le dijo que estaba jugando con algunos juguetes que se consideran masculinos y que seguramente era un niño en un cuerpo de niña. La madre fue a la escuela al día siguiente y en lugar de tener tolerancia, apoyo o comprensión, se le dio apodos feos, se le tituló de homofóbica e intolerante”, expresa Cavanaugh.

Con eso en mente, Tyler Thompson, Simpson y el pastor Kevin comparten su mensaje por redes sociales y en reuniones municipales. La reacción pro-gay ha sido feroz.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

“Y ese odio, enojo e intimidación vino contra nosotros, aunque dijimos: los amamos, no queremos quitarles la oportunidad y libertad de vivir como deseen, las amamos, pero no estamos de acuerdo con ustedes”, comenta Tyler Thompson.

El pastor Kevin cree que los cristianos canadienses están como en 2° Crónicas 20.

“Y esta fue la palabra: la batalla no es tuya, Josafat, ¡es la batalla del Señor!”

“La iglesia se prepara por lo que se necesita, pelear por nuestros hijos”, dice Tyler Thompson.

La batalla entre la agenda homosexual agresiva y la comunidad de fe en Canadá está lejos de terminar, pero muchos líderes cristianos dicen que puede ser el tema que provoque que una Iglesia que duerme se levante y sea escuchada.

Con información de: CBN LATINO






Deja un comentario