Del dinero en efectivo al pago digital

1:03 p. m. luimegar 0 Comments




Según los últimos datos que manejan varias consultoras, España es uno de los países donde más utilizamos internet para buscar productos. Sin embargo, todavía nos resistimos a realizar las compras online: la tienda física y las transacciones en efectivo todavía dominan el panorama de las ventas en los negocios. A pesar de ello, los españoles estamos a la cabeza en el uso de smartphones y, por ende, de las tecnologías móviles y sin contacto, que están provocando un proceso de conversión en el mundo de los pagos, digitalizándolos poco a poco, en una evolución sin retorno.






Ante esta dicotomía, es importante que los puntos de venta apuesten por una convergencia de los diferentes canales. Para ello es necesario que el proceso de pago sea simple y transparente: el reto para los negocios es poder empezar un proceso de compra en un canal y poder acabarlo en otro, y que este procedimiento siga siendo rápido y seguro.

En este sentido, el uso de las tarjetas para efectuar pagos, ya sean de crédito o débito, se ha popularizado junto con las operaciones en efectivo hasta el punto de que casi el 95% de los negocios aceptan este tipo de transacciones, según nuestros informes. De hecho, los últimos avances en este aspecto vienen de la mano del contactless. La implementación de este sistema de pago se va haciendo hueco entre los más populares y se utiliza cada vez más ya que casi la mitad de los negocios tienen la opción de realizar esta operación.

A esta integración ha ayudado sin duda la entrada en vigor desde enero de 2016 del cobro generalizado de comisiones en la retirada de dinero de los cajeros automáticos de las entidades bancarias, que incrementó el coste del efectivo un 4%. Pero esta evolución de los pagos también es consecuencia del desarrollo del comercio electrónico; de hecho, según un estudio de diData, el 11% de las pymes españolas ya operan en ecommerce, y el 69% de sus webs ya están adaptadas a móviles, porcentaje que asciende al 99% si hablamos de tiendas online.

Según datos de la CNMC, la facturación trimestral en comercio electrónico superó en el tercer trimestre de 2016 los 6000 millones de euros por primera vez: sectores de negocio como la moda, la salud y la belleza ya están consolidados; aunque el abanico comienza a abrirse exponencialmente y a buen ritmo hacia otras cuotas de mercado, como, por ejemplo, el sector turístico.

Estas cifras ponen de manifiesto que no solo las grandes plataformas multinacionales están preparadas para vender a través de internet. Cada vez son más los comercios que, sin disponer de una web potente, pueden asociarse a los marketplaces para acceder a un mayor número de potenciales clientes: la economía colaborativa suma adeptos entre las pymes y ahorra además inversiones que para determinados negocios pueden ser determinantes.

Es evidente que la adaptación a los medios de pago es fundamental para la buena marcha del negocio porque, además de proporcionar seguridad al vendedor, crea fidelidad entre los clientes, que ven colmadas sus pretensiones a la hora de realizar el proceso más delicado del momento de compra, el pago. Por eso, para atender a las demandas de los consumidores, los comercios han de apostar por la innovación en medios de pago. Aunque a corto plazo, durante este 2017, la inversión en este sentido se basará principalmente en terminales de tarjetas, el 31,5% lo hará en pagos online y el 28,8% se realizará en las aplicaciones móviles.

De momento, solo el 14% de los españoles afirma tener ya instaladas en su teléfono móvil aplicaciones para efectuar pagos, de los que un 5% lo hacen de forma habitual y otro 9% de manera ocasional. Así lo certifica un estudio de Visa, que también pone de manifiesto que el 56% de los encuestados cree que la tendencia a pagar con el móvil seguirá en aumento.

En efecto, la venta multicanal es ya una realidad. Las aplicaciones móviles están cambiado el modo de interactuar de los usuarios y han incrementado el ecommerce un 7% en el último año, gracias a las facilidades y a la rapidez para completar el proceso de compra. En la actualidad, el pago vía móvil ya copa el 22% de la facturación total del comercio electrónico.

Luimegar Stereo con lo mejor para Dios, escucha nuestro audio en vivo haciendo clic aquí

Es importante la adaptación de los comercios a las nuevas realidades de compra de los usuarios, pero para adoptar de forma definitiva el pago digital es necesario implementar herramientas de seguridad y de autenticación para pagar a través de internet. En este sentido, la biométrica va a desempeñar un papel fundamental en los próximos años y los ecommerce podrán por fin consolidarse como agentes activos del desarrollo del comercio y de la múltiple oferta de servicios digitales que se generan en nuestro país.

Con información de: CINCO DÍAS



COMPARTE: