El ayuno, una tarea que debemos tener en cuenta

2:39 p. m. luimegar 0 Comments





La batalla del Ayuno es una guerra espiritual y carnal contra nosotros mismos. Es una batalla de superación y eso tiene que ver con la actitud del ALMA; es una dura disciplina para aprender a sujetar nuestra CARNE y aumentar nuestra sensibilidad ESPIRITUAL.

Satanás estará atento a cada vez que queremos ayunar, pero no es de él la culpa si fallamos. Satanás es un enemigo pero la batalla no es contra el DEMONIO, sino que es contra el DOMINIO. El Dominio Propio es un fruto del Espíritu Santo que todo cristiano debe buscar y desarrollar. Es una batalla contra nuestro propio cuerpo; es una batalla contra los DESEOS DE LA CARNE.

La guerra espiritual del Ayuno nunca es fácil, exige mucha autodisciplina y determinación ya que nadie nos va a estar vigilando las 24 horas para ver si nos damos una escapadita al refrigerador, pero está Dios que todo lo ve y con él tenemos que cumplir. Además del temor de Dios y las ganas de superarse, hay que estar consciente que lo que estamos haciendo no es para vanaglorias religiosas, ni menos para “bajar unos kilitos”: Se trata de un compromiso CON DIOS.






COMPARTE: